Baja Resolución
Alta resolución
Rojo amanecer (1989)
México
96 min.
Jorge Fons
 
 
 
Xavier Robles y Guadalupe Ortega
Miguel Garzón
Eduardo Roel y Karen Roel
Héctor Bonilla, María Rojo, Jorge Fegán, Ademar Arau, Demián Bichir, Bruno Bichir, Marta Aura, Eduardo Palomo, Carlos Cardán, Leonor Bonilla, Paloma Robles, Simón Guevara, Sergio Sánchez, Roberto Sosa, Santiago Allende

 

Para los expertos en cinematografía, Jorge Fons es uno de los mejores directores mexicanos, hecho que quedó demostrado en la cinta Rojo Amanecer, realizada en 1989, la cual se ha vuelto para muchos un orgullo.

Rojo amanecer es el drama político de una familia mexicana de clase media; padre burócrata, madre ama de casa, abuelo ex militar y jubilado, dos jóvenes preparatorianos y dos niños de primaria, quienes se preparan como todos los días para realizar su rutina cotidiana, sin saber que experimentarán en carne propia la tragedia que se vivió en la Ciudad de México, el 2 de octubre de 1968.

Los hechos ocurrieron a casi diez días de los Juegos Olímpicos, luego de que un altercado entre estudiantes se transformara en una agitación política importante.

Un mitin tuvo lugar en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, la situación se tornó extremadamente tensa cuando la reunión fue interrumpida brutalmente por el ejército y centenares de personas fueron asesinadas.

Cabe mencionar que esta sorprendente película, basada en hechos reales, al principio tiene diálogos que se antojan poco creíbles; sin embargo, en el transcurso se nota un crecimiento, pues el rodaje cuenta con un elenco de actores sumamente talentosos, que al final dejan al público realmente cautivado e impotente al ver el sufrimiento que vivieron muchos estudiantes y familias en esa época.

Sobra decir que la dirección, el guión y la fotografía son majestuosos, pues es impresionante ver un largometraje, que se desarrolla en un sólo lugar (un departamento del multifamiliar Chihuahua en Nonoalco Tlatelolco).

El lenguaje cinematográfico sorprende, los planos son diferentes a cada momento y eso le da dinamismo a la película.

No cabe duda que el talento, las ganas y la creatividad dan como resultado una magnifica cinta que no necesitó de grandes presupuestos estilo Hollywood, que toca las fibras más sensibles de cada persona y narra visualmente la terrible opresión que sufrió una familia mexicana.

Para finalizar, Jorge Fons recibió en 1990 el premio especial del jurado en el San Sebastián International Film Festival y también fue nominado al Golden Seashell.

Mas tarde, en 1991, Fons ganó el Ariel de Oro; los Arieles de plata fueron otorgados a María Rojo por la mejor actuación femenina, Héctor Bonilla por la mejor actuación masculina; a Guadalupe Ortega y Xavier Robles por el mejor argumento original, la presea a la mejor coactuación masculina fue para Jorge Fegán, el premio a la mejor dirección la recibió Jorge Fons, la mejor edición fue para Sigfrido García Jr., mejor guión cinematográfico para Guadalupe Ortega y Xavier Robles, y mejor música de fondo para Eduardo Roel y Karen Roel.