Cars (2006)
John Lasseter
John Lasseter, Dan Fogelman
Jeremy Lasky, Jean-Claude Kalache
Randy Newman
Estados Unidos
121 mins.

   
 
 
 
 

Sin haber logrado una cinta tan redonda como Toy Story, Monsters Inc. o Los increíbles en lo que a su guión se refiere, Pixar se ha mejorado a sí misma en su calidad visual. Cars no sólo ha alcanzado un asombroso grado de realismo en su trabajo de animación —sin perder la esencia de la caricatura—, sino que es capaz de dotar de emociones y de dar personalidad propia a varios de los autos que protagonizan la historia.

Dirigida y escrita por John Lasseter, Cars es una cinta que se nota genuinamente preocupada por alcanzar al público adulto, ofreciendo un tema común o más o menos reconocible para todos los asistentes, aunque a diferencia de otros trabajos de la compañía los segmentos humorísticos parecen haber sido sacrificados.

Su protagonista es Rayo McQueen, un auto de carreras que en su primera temporada como profesional está a punto de lograr la codiciada Copa Pistón. Camino a California, donde se ha de disputar la última fecha del campeonato, McQueen se pierde accidentalmente en la mítica Ruta 66, yendo a parar a un pueblito olvidado, llamado Radiador Springs, donde conoce a personajes como Mate, una grúa oxidada y pueblerina; Doc Hudson, un Hudson Hornet de 1951 con un misterioso pasado, y Sally, una llamativa Porsche

El énfasis tiene que ponerse sin duda en el grado de detalle de la animación y de los paisajes, pero también tiene que reconocerse que la debilidad de la cinta está en su línea argumental; esta idea del tipo vano que encuentra el sentido de la vida al verse obligado a parar en un pequeño pueblito, donde además encuentra al amor de su vida, ha sido explotada en exceso por los melodramas románticos. Quizá sea debido a ello que muchos han sentido que Cars cae hacia el segundo tercio —sin mencionar que en realidad sí es un poco larga—, y que lo mejor son las competencias de autos en los circuitos de Nascar que se recrean en el arranque y hacia el final del filme.

Muy importante, también, el trabajo de doblaje de Owen Wilson y Paul Newman, que en Estados Unidos ha merecido todo tipo de comentarios elogiosos. En México, el resultado es muy bueno en la parte baja del reparto, donde se encuentran figuras del doblaje como Jorge Arvizu, Polo Ortín, Arturo Mercado Chacón y Francisco Colmenero, además de actores de mucha capacidad como Pedro Armendariz y César Bono.

Sin embargo, llama la atención que los protagónicos del Rayo McQueen y Sally hayan quedado en manos de los insípidos Kuno Becker y Kate del Castillo, quienes —como suele pasar con los actores de televisión— no logran proyectar mayormente a sus personajes.

A estas alturas, no hay duda de que el cine de John Lasseter merece el título de cine de autor. Cars puede considerarse hasta ahora la menor de sus películas como director, pero es un hecho que sus tramas constantemente van sobre aspectos fundacionales de la sociedad norteamericana y abordan recurrentemente el tema de la aceptación de las diferencias, logrando cosas más importantes que muchas cintas "adultas".

Una última cosa: si se quiere disfrutar la experiencia completa, es importante llegar temprano al cine, así como quedarse hasta el final de los créditos. El largometraje está precedido de un cortometraje titulado El hombre orquesta, mientras que hacia los últimos minutos se incluyen los ya clásicos bloopers de los personajes en los filmes de Pixar, que, por cierto, está cumpliendo 20 años de historia y de éxitos bien merecidos.

 
 
Creative Commons License
Los contenidos de este sitio están sujetos a una licencia Creative Commons,
con excepción del material (fotos, imágenes, videos) procedente de terceros.